Cinco poetas rusos en el mar

Cuando en 1964 saltaba la noticia a nivel mundial de que la Unión Soviética ponía en servicio al primero de una serie de cinco modernos buques de pasaje, nadie se imaginaba que fueran a ser capaces de construir unos barcos tan bellos y elegantes como la clase Ivan Franko.

Probablemente por esa razón los ingenieros navales de la Sovcomflot decidieron no poner nombres de héroes del partido comunista, sino más bien a personajes relevantes de la cultura rusa.

Fue así como estos cinco bellos liners se bautizaron como Ivan Franko, Aleksandr Pushkin, Taras Shevchenko, Shota Rustaveli y Mikhail Lermontov.

De estilizadas líneas y muy marineros los cinco poetas irrumpieron con fuerza en el emergente mercado mundial de cruceros ofreciendo confort y buen gusto a precios asequibles. En el diseño de la acomodación para el pasaje destaca que todos sus camarotes tenían vistas al mar y los lavabos disponían de tres grifos para agua fría, caliente y de mar. Esta práctica de los grifos de agua de mar ya está en desuso. En cuanto a la decoración de sus interiores se tuvo en cuenta la vida y obra de cada uno de los poetas así como elementos decorativos de la cultura rusa, como por ejemplo una escultura del bailarín Rudolph Nureyev situada en la piscina exterior del buque Ivan Franko.

Estos barcos fueron construidos enteramente en los astilleros de la antigua Alemania oriental VEB Mathias-Thesen Werft de Wismar (proyecto 301/ Seefa 750) entre los años 1963 y 1972, y fueron operados por las navieras soviéticas Baltic State Shipping Company (BGMP) con base en San Petersburgo y Black Sea Shipping Co. (BLASCO) de Odessa.

Esta semana he recibido la noticia de que el último de estos “poetas” ha sido desguazado en Alang el pasado mes de enero, después de 56 años de vida marinera.

Desde el cielo

Uno de los planos que siempre me ha interesado en el dibujo ha sido el aéreo y aunque paradójicamente sea el que menos utilizo, es junto con los planos lejanos el que más me conecta con mi infancia.

Como algunos de vosotros sabéis crecí en el distrito de Ciudad Alta en Las Palmas de Gran Canaria. La Ciudad Alta es un conjunto de barrios que rodean la parte baja de Las Palmas y que a modo de atalayas tienen una posición dominante con respecto al puerto y la bahía puesto que, según el mapa topográfico, la altura media sobre el nivel del mar ronda entre los 60 y 70 metros.

Yo crecí observando los barcos desde esa altura y proyectándolos desde una distancia de varias millas hasta el horizonte.

Esta lámina que os enseño hoy es un ejercicio de plano aéreo donde el objeto más importante para mí no es la avioneta sino el barco. Es lo que nos dice dónde nos encontramos con respecto al nivel del mar. Si no hubiera barco ni fondo azul podríamos decir que la avioneta incluso está posada en tierra. Esta es la magia del dibujo. Añadir detalles de manera sugestiva y que cambian por completo una escena.

En cuanto a la lámina, se trata de una ilustración que realicé en 2016 para un proyecto monográfico de la Empresa Líneas Marítimas Argentinas (ELMA) y que he reciclado para adaptarla a cómic. Aquí podemos ver a la motonave de carga y pasaje Río Tunuyán navegando por el Mar de Weddell rumbo a la Base Marambio situada en la Antártida. Un avión de reconocimiento DHC “Beaver” del Grupo Aéreo Antártico de la Fuerza Aérea Argentina localiza la nave y reporta su posición a la base.

Más información:  Base Marambio

Comparaciones

Hoy 12 de febrero de hace 133 años nacía Carmen Eulalia Campoamor Rodríguez, conocida como Clara Campoamor. Abogada, escritora, política y defensora de los derechos de la mujer española. Gracias a ella las mujeres de este país comenzaron a ejercer su voto a partir del año 1933 siendo por ello, una de las impulsoras del Sufragio Universal en España.

Por esta razón hoy comparto con vosotros esta edición basada en un dibujo que realicé años atrás del buque remolcador polivalente Clara Campoamor (BS32), perteneciente a la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima.

Este barco se construyó en el año 2007 a raíz del desastre ecológico causado por el naufragio del buque tanque Prestige y está basado en el exitoso diseño UT722L del astillero noruego Ulstein, siendo construido bajo licencia por el astillero español Zamakona.

Es uno de los remolcadores de altura más potentes de pabellón español junto a su gemelo de clase, el Don Inda (BS11), dando una potencia de tiro sostenido (Bollard pull) de 220 toneladas. Una barbaridad para los que sabemos algo sobre remolque marítimo.

Al escribir estas notas me doy cuenta que es una estupenda comparación la potencia de este buque con la potencia del discurso de Doña Clara Campoamor en defensa de los derechos de las mujeres.

Un ejemplo de mujer que no debemos olvidar.

Fuentes:

Clara Campoamor. Revista Los ojos de Hipatia

Bollard Pull. Capitán Eduardo Gilardoni

Buque Clara Campoamor. Astilleros Zamakona

Las ediciones de Vicente Sanahuja y la Cía. Trasatlántica Española

Varada del Meteoro, Después Alfonso Xii (3) en la ría de Ferrol. En la escena el crucero acorazado Cardenal Cisneros y la batería Duque de Tetuán. Acuarela en sepia.

Esta semana he recibido la última entrega de la Colección Trasatlántica editada por Ediciones Sanahuja Piera de Barcelona en la que una vez más he colaborado como ilustrador. Siempre resulta gratificante ver tu obra impresa en un libro y más, si lo haces para amigos.

Conocí a Vicente Sanahuja en mayo de 2013 en la cafetería del Museu Marítim de Barcelona y en la mesa, además de agua con gas, estaban mis láminas que le mostraba por primera vez para estudiar la posibilidad de colaborar como ilustrador en su web Vida Marítima. Vicente es ante todo un hombre de rigor en la documentación e investigación y como todo marino, un gran conocedor de los barcos desde dentro. Su época preferida en la historia marítima es la decimonónica, al igual que la mayoría de mis amigos en esto de los barcos y la navegación.

Vapor ALFONSO XII (3) en Puerto Madero, Buenos Aires. Asistido por el remolcador Goliath. Acuarela en Sepia.

Tras las primeras colaboraciones que hice para él, vinieron las dos primeras publicaciones que co-editamos juntos, contando por supuesto con todo un elenco de algunos de los más importantes investigadores en la historia marítima como Manuel Rodríguez Aguilar, Laureano García Fuentes, Alberto Mantilla o Pedro Blanco entre otros.

VAPOR MANORA de British India fondeado en Sidney. Acuarela en Sepia.

Las dos primeras ediciones de Historias de la Marina Mercante Española I y II fueron libros experimentales que abrieron la puerta a una gran colección sobre la Cía. Trasatlántica Española y toda su flota a razón (nada menos) de un libro por barco. Esta colección va muy avanzada y se agotan rápidamente porque Vicente hace libros en tiradas limitadas y numeradas. Igual que los buenos perfumes que van pequeños frascos.

No os podéis imaginar el increíble esfuerzo que supone hacer publicaciones como estas. Joyas de obligada lectura para los amantes de la navegación a vapor y de la Cía. Trasatlántica.

Vapor manora de british india fondeado en Calcuta. Acuarela en sepia.

Vapor ISLA DE CEBÚ encallado en la costa de Estaca de Bares. Acuarela en sepia.

El resultado, una obra editorial enorme de la que me siento muy feliz de participar y en la que seguiremos trabajando juntos.

Gracias Vicente.

Construyendo un cómic. Pruebas preliminares

Hoy os enseño estas pruebas para cómic basadas en unas ilustraciones que realicé en 2016 para el libro La naviera Sota y Aznar; La línea Sota, editado por nuestro sello Plimsoll Ediciones Náuticas. Como ya sabéis, entre los varios proyectos que tengo para este 2021 se encuentra el cómic Los últimos de la mercante que saldrá a la luz en Marzo con su primer número.

Estas pruebas me sirvieron para valorar la posibilidad de descartar la ilustración digital y hacer un cómic a la antigua usanza, donde el trazo humano es evidente. Me lleva más tiempo, pero disfruto más y me está gustando mucho como queda.

Para el montaje tanto de las cajas de texto narrativo (en diferente color), como los globos de conversación o bocadillos, uso la tipografía de diálogo Laffayette Comic Pro, que es la que más me gusta y mejor se adapta a mi formato de cómic.

Construir relatos basados en las ilustraciones facilita proyectar en mi mente un cómic de principio a fin. Así que si tienes la historia y sabes dibujar, entonces avante.

En la ciudad que nunca duerme

Esta ilustración comenzó como un pequeño esbozo (20×10) pero terminó coloreada en acuarela. A veces las pruebas que realizo para algún encargo acaban siendo algo interesante para guardar o compartir.

En la escena vemos al trasatlántico France (Compagnie Générale Trasatlantique CGT – French Line) entrado en el puerto de Nueva York en su viaje inaugural el 3 de febrero de 1962 desde el puerto de Le Havre, y siendo recibido como era de costumbre, por una veintena de remolcadores que le daban la bienvenida a su manera, con los cañones de agua hacia el cielo.

Para una escena así me apetecía estar junto a la Estatua de la Libertad y mirar hacia el skyline del “lower” Manhattan y puente de Brooklyn.

Sin duda uno de los buques más bellos y elegantes que ha existido en la historia de los viajes trasatlánticos.

Os recomiendo verlo aquí: SS France maiden voyage – musique “La mer” – Chantal Chamberland

Un valenciano ilustre. Vicente Martín i Soler

Grafito y acuarela gris payne

Hace pocos días encontré esta lámina que realicé en el año 2018 sobre el ferry Martín i Soler de la naviera Balearia y, repasando mis notas sobre la vida de este compositor valenciano con el que siempre me he sentido identificado, me apeteció contaros un poco sobre su vida.

Vicente Martín i Soler nació en Valencia el 2 de mayo de 1754 y aunque no hay muchos datos sobre su infancia, se sabe que ya a temprana edad cantaba en el coro de la Catedral de Valencia. Bajo el auspicio de la iglesia recibió formación musical en Bolonia a través de la orden de los franciscanos y ya en 1775 regresa a España donde debuta con su primera ópera titulada Dos avaros. En ese momento su popularidad alcanza notable importancia y bajo el patrocinio de la Casa de Borbón viaja a Nápoles donde goza del apoyo del Rey de Nápoles, que lo libra en varias ocasiones de la cárcel por sus muchas deudas contraídas durante largos procesos de composición sin recibir ganancias.

Sin embargo Martín i Soler no deja de intentarlo y en su etapa italiana compone grandes obras como Andromache o Hypermnestra.

Como todo músico de la época, vivió también una etapa en Viena, ciudad en la que continuó cosechando triunfos como la ópera Una cosa rara, que tuvo un enorme éxito y de la cual el mismo Mozart usó una melodía para su Don Giovanni.

Después de esta etapa de oro, Martín i Soler viaja en 1788 a Rusia invitado por la reina Catalina II, que lo nombra director de su Ópera. Allí vivió y trabajó hasta su muerte en 1806 después de haber compuesto una treintena de óperas y numerosos ballets. Sus restos reposan en el Cementerio Evangélico Smolensky de San Petersburgo.

La figura de este ilustre artista siempre ha sido para mí un ejemplo de superación y de constancia, puesto que en sus peores momentos supo salir airoso y convertirse en una leyenda en el mundo de la Ópera.

El ferry Martín i Soler fue construido en el año 2009 por los astilleros Hijos de J. Barreras de Vigo, bajo encargo de la naviera Balearia. Como ya sabéis, esta naviera acostumbra a poner nombres de personajes ilustres a algunos de sus barcos como los buques Federico García Lorca, Hedy Lamarr, Cecilia Payne, Hypatia de Alejandría, Marie Curie o Rosalind Franklin.

Mas información en la web de la Real Academia de la Historia: Vicente Martín i Soler