Cuando no ves lo que debes ver…

Por segundo año consecutivo me han pospuesto un proyecto con el que tenía una enorme ilusión y en el que estaba empleando muchas horas de mi tiempo, por no mencionar lo que significaba para mí en lo personal. En algún post del 2020 lo llegué a comentar. Se trata de un documental multimedia sobre la historia del turismo sueco en la isla de Gran Canaria. Mi isla natal.

Pues bien, reflexionar siempre es sano, y me he dado cuenta que cuando empleas demasiado tiempo y demasiadas fuerzas en algo, dejas a un lado otras cosas que podrían ser más importantes aún si las desarrollas y las trabajas debidamente.

El problema viene a la hora de desarrollar los proyectos. No te puedes desdoblar. En el caso del arte no puedes contratar a otra persona para que haga tu trabajo. Solo puedes hacerlo tú porque tu estilo y tu manera de trabajar es solo tuya.

Ya recompuesto y con el disgusto encarrilado en mi cabeza, he retomado otros proyectos que tenía parados por lo que os he comentado antes y me alegrado mucho ver que algunas puertas se abren fácilmente. Como si estuviesen esperando por mí para que se abrieran.

¿Os acordáis de mi proyecto de exposición de pintura itinerante por los puertos en dos contenedores de cuarenta pies? Pues hoy ya puedo decir que dispongo de ellos gracias a la naviera MSC que me los dona para el proyecto artístico. Lo sé, todavía queda mucho por hacer, pero es un gran paso.

Unidad 1 para exposición de arte marítimo

Los contenedores están en el puerto inglés de Felixstowe y falta saber en que puerto español me los van a posicionar para desde allí trasladarlos a un depot donde puedan pintarlos, adaptarlos y transformarlos como expositores de mi pintura. Por el hub de MSC en España, todo indica que será Valencia.

La idea es exponer material según el puerto en el que se exponga. Si es Bilbao, entonces exponer sobre ese puerto y su historia. Vigo, lo mismo. Cádiz, Valencia, Barcelona, y allá donde autoricen. Y así, de forma itinerante, ir haciendo un tour a medida que en el estudio voy generando catálogo. Es un proyecto para desarrollar durante los próximos diez años.

Lo dije antes, reflexionar es bueno. Así que si una puerta se cierra, con toda seguridad se abrirá otra.

Aquí os dejo un link de una empresa de Bilbao que hace maravillas con los contenedores marítimos que son dados de baja y pasan a una segunda vida.

Aurtenetxea Containers