El segundo vapor Itálica y el viaje de una dama

Acaba el año, y tal como acostumbro cada diciembre, reviso el inventario de todo lo que he hecho a lo largo de estos meses y, de todos los proyectos realizados, hago también repaso de las colaboraciones no venales para investigación y edición de divulgación cultural. Hoy comparto con vosotros el proceso de una de ellas.

En septiembre de 2019, se puso en contacto conmigo D. Francisco Vives Boix (Elche 1958), Director y Editor de la Cátedra Institucional Dama de Elche de la Universidad Miguel Hernández (UMH) con una peculiar petición que despertó mi curiosidad. En su amable correo me preguntaba por los vapores de la compañía vasco-andaluza Ybarra & Cía., concretamente por el segundo vapor Itálica. Decimos “segundo” porque anteriormente ya hubo otro buque de la misma compañía que se llamó con el mismo nombre.

Me contó que estaba concluyendo su trabajo sobre el viaje que realizó el busto de la Dama de Elche desde el puerto de Alicante a Marsella para ser llevada desde allí al Museo del Louvre en Paris. Como todos sabéis, la Dama de Elche fue hallada el 4 de agosto de 1897 y vendida por el propietario del terreno al arqueólogo francés Pierre Paris, que la lleva días después al citado museo parisino. Según se desprende de su trabajo de investigación, podemos saber que el vapor que llevó a la Dama de Elche a Marsella, fue el segundo vapor Itálica en su ruta habitual de cabotaje desde Bilbao como puerto cabecera de línea hasta el puerto francés.

El tema me pareció interesantísimo y no pude negarme a colaborar en el proyecto, pero no fue hasta enero de este año cuando me puse a dibujar las dos láminas acordadas.

Francisco me orientó y asesoró en todo momento para realizar dos escenas muy concretas que ayudarían a documentar mejor su trabajo y publicación. Una de ellas ilustraba la cubierta del segundo vapor Itálica en el momento en el que la caja que contenía el busto de la Dama de Elche era embarcada y estibada a bordo. La segunda ilustración muestra al Itálica zarpando del puerto de Alicante y dejando la farola de la escollera por Babor para poco después arrumbar hacia Marsella.

En la correspondencia mantenida con Francisco Vives Boix, he podido conocer ante todo, a una persona entusiasta, culta y detallista en su trabajo. Siempre se agradece incluir en la enorme lista de investigadores que hay en España a personas como Francisco. Gracias a su trabajo, hoy podemos saber con más detalle la historia de este hallazgo y su periplo inicial hasta que regresa de nuevo a España.

Aprovecho este post de hoy para dar las gracias a D. Francisco Vives Boix por brindarme la oportunidad de colaborar con la Cátedra Institucional Dama de Elche.

Aquí os dejo la publicación digital que dicha Cátedra ha realizado para su divulgación . El barco que llevó a la Dama de Elche.