Funcionalismo sueco. Las escalas del Elgaren y Kolsnaren

Anotaciones recopiladas para la exposición de pintura VÄLKOMMEN GRAN CANARIA*.

Son las primeras horas del 1 de julio de 1980 en el Puerto de la Luz de Las Palmas. En la punta del muelle de León y Castillo con el contradique, hay apostados una treintena de camiones  que esperan en una tranquilidad contenida la estresante arribada del buque multipropósito ro-ro Elgaren de la Rederi Ab TransAtlantic de Göteborg. Y digo estresante porque se trata de una escala cronometrada según requisito de la compañía armadora y la operativa debe ser rápida.

Procedente del Norte de Europa y en ruta hacia Sudáfrica, el Elgaren trae para Las Palmas según manifiesto de carga, una partida de coches suecos Saab modelo 900, Volvo modelos 66 y 240, camiones Scania modelo 141 en chasis y Volvo modelo F89. Además de la carga rodante, turba para la agricultura, madera para la industria,  motores marinos Volvo Penta, contenedores cargados con muebles de IKEA (nota: la primera tienda de IKEA en España se abrió en Las Palmas en el año 1978) y otras mercancías para la isla provenientes de escalas intermedias.

FUNCIONALIDAD SUECA

Con puntualidad escandinava, el Elgaren aparecía enorme y repleto de contenedores tras la farola del muelle y en cuestión de minutos atracaba sus casi 220 metros de eslora con la ayuda de sus hélices transversales (una gran novedad para la época). El Elgaren tenía un hermano gemelo de idénticas características con el que compartía línea regular con Sudáfrica, el Kolsnaren, ambos construidos entre 1978 y 1979 por Mitsubishi Heavy Industries en sus astilleros de Nagasaki, Japón.

Siguiendo las exigencias de los armadores, el diseño sueco requería que el buque fuese práctico, versátil, rápido y a la vez económico, y los japoneses lo consiguieron. Sus más de treinta mil caballos de potencia desplazaban un peso muerto de 28.173 toneladas a una velocidad de 21 nudos de servicio.

Estos barcos fueron concebidos para operar en puertos sin medios de carga y descarga, optimizando así su operativa logística y reduciendo al máximo los tiempos de escala. Su descomunal rampa popel orientada a estribor permitía operar carga rodante (ro-ro) en dos carriles, accediendo a enormes y amplias cubiertas-garaje que lo hacían capaz de mover miles de toneladas de carga en muy poco tiempo. La tipología de la carga era asombrosa puesto que aceptaba contenedores en cubierta (lo-lo), vehículos de todo tipo, roll-trailers, cargas paletizadas fraccionadas en seco (dry-dry) o bajo atmósfera controlada (reefer) ya sea fruta, carne o pescado congelado.

Además de esto, para la manipulación de la carga, el buque disponía de maquinaria propia especialmente diseñada y adaptada para trabajar en bodegas de techo bajo. Para este cometido, los ingenieros de la firma sueca Kalmar diseñaron la carretilla KLMW 35-1200 con capacidad para levantar 35 toneladas y cargar camiones en el interior de la bodega. En términos de estiba, los barcos eran comodísimos y las operativas se realizaban bajo novedosas medidas de seguridad, no solo para el trincaje de la carga, sino para el estibador.

Una vez la rampa-tijera estaba lista para operar, decenas de estibadores se hacían a los mandos de los míticos “mafis” y “forklifts” de horquilla baja para dar cumplimiento a los requisitos del armador del buque, que no era otro que operar el barco en cuatro horas.

En cuanto a la vida a bordo, la habitabilidad para la tripulación estaba catalogada como First-Class. Amplios camarotes individuales con toda clase de comodidades, además de espacios comunes que solo se podían ver en algunos petroleros, como sauna o piscina climatizada.

Ilustración en acuarela: automóviles Saab 900 descargados del buque Elgaren en Las Palmas

Tanto el Elgaren como el Kolsnaren fueron una versión más corta de la serie Boogabilla, ro-ros transoceánicos operados por ScanCarriers que ya estaban dando excelentes resultados de rendimiento en líneas entre Europa, América y Australia.

En resumen, eran buques que no seguían los cánones tradicionales de construcción naval y para muchos eran considerados como “ugly ships”. Una vez más el funcionalismo sueco era más importante que la estética en sí. Y este es un ejemplo más que puede alinearse al diseño de su arquitectura, muebles, automóviles, etc… Sin embargo tenían algo que los hacía encantadores. No puedo negar que su llamativo diseño me causaba  admiración y siendo chaval los dibujé siempre que tuve ocasión, porque el poco tiempo que permanecían atracados era en mis horas de colegio, y al salir de clase como mucho los veía ya en el horizonte en ruta hacia el Norte o Sur.

  1. La línea Göteborg-Sudáfrica operada por Rederi Ab TransAtlantic tocaba los puertos de Hamburgo, Rotterdam, Tilbury, Las Palmas, Sta. Cruz de Tenerife, Cape Town, Port Elizabeth, East London y Durban para retornar en viaje redondo al norte de Europa. Esta línea regular se mantuvo hasta 1985, momento en el que el gobierno sueco anunciaba un boicot a los productos sudafricanos en protesta por el “apartheid”.
  2. Desde entonces tanto el Elgaren como el Kolsnaren fueron reubicados en los tráficos con Australia y EEUU. Más tarde navegaron bajo contraseña de otras navieras como Ignazio Messina, CGM o Merzario. Ambos fueron desguazados en el año 2012 después de más de treinta años de funcionalidad sueca.

* La exposición de pintura VÄLKOMMEN GRAN CANARIA es un proyecto de ilustraciones y pintura que se expondrá en la ciudad de Estocolmo durante el próximo verano de 2021. Esta exposición tratará de manera cronológica, la estrecha relación del pueblo sueco con las Islas Canarias. Será mi primera muestra de pintura fuera de España.

Fuentes consultadas:

Archivo digital de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria

Maritime Studies South Africa

MacGregor

Consulado de Japón en Las Palmas

Consulado de Suecia en Las Palmas