Misma escena, diferentes perspectivas.

no copies_esto_pide permiso

no copies esto_pide permiso

Estas dos acuarelas pintadas en el año 2017 pertenecen al proyecto de edición del libro ilustrado Los barcos de Pereda que publiqué en ese mismo año.

Se trata de la misma escena pero con diferente punto de observación. En ella podemos ver al buque granelero Minas Conjuro en el Canal de la Giudecca de Venecia y navegando hacia Porto Marghera con un completo de fosfato. A su lado, le acompaña “por libre” el remolcador Ursus de la compañía Rimorchiatore Riuniti Panfido & Co. Srl di Venezia.

Como en todos los proyectos de edición que realizo, elaboro una lista de ilustraciones que siguen un índice y a menudo las repito de nuevo cuando no me convencen.

La primera lámina que muestro fue la descartada y os explico la razón. En ella puse al observador justo en el agua del canal con la finalidad de poder apreciar mejor el buque navegando mientras aparecían siluetas de algunos edificios venecianos muy conocidos, como el Campanile di San Marco y las cúpulas de la basílica con el mismo nombre. Pero la eslora del buque (180 metros) me obligaba a acentuar demasiado la perspectiva y finalmente quedó fuera del proyecto.

La idea del segundo y definitivo intento (imagen inferior) se trataba básicamente de ver el barco por el través Babor y así apreciar mejor sus dimensiones. Para ello tuve que poner el punto del observador junto al faro de San Giorgio  Maggiore, en la orilla sur del canal, aunque para ello me alejase de la silueta de la zona de San Marco. Sin embargo el nuevo encuadre permitió que la silueta de la basílica de Santa María della Salute apareciera justo a la izquierda de la pintura  y con ella, toda la silueta de Dorsoduro en curva hacia el Noroeste.

El buque granelero Minas Conjuro fue operado por la Naviera de Castilla integrada en el grupo cántabro Pereda. Construido en 1961 por la E.N. Elcano en Sevilla, su vida marinera se prolongó hasta 1984 cuando finalmente es desguazado en Split (hoy Croacia) bajo el nombre Kimoliaki Pistis.

El nombre del buque responde a las minas de hierro del Cerro del Conjuro, situadas en el término municipal de Cástaras en Granada y que fueron propiedad de Ensidesa.