Puerto de Gandía. Pasado naranjero.

Acuarela 13×25 del puerto de Gandía en los años sesenta. En la punta del muelle llamado “de motoveleros” he atracado al buque frutero Benicasim de la Naviera de Exportación Agrícola en una de sus escalas puntuales. Junto a él, los tinglados abovedados y el edificio de El Reloj, construidos a principios del siglo pasado y declarados en la actualidad Bien de Interés Local por el Ayuntamiento de Gandía. En los tiempos dorados de la exportación de naranja, su capacidad de almacenamiento era de unas 20.000 cajas aproximadamente. Hoy en día su uso está enfocado a diversas actividades culturales.

Para ser un puerto pequeño, el tráfico marítimo era incesante sobre todo en otoño e invierno que es cuando la naranja está en su pleno apogeo. El puerto de Gandía sigue siendo comercial, aunque no frutero, y es gestionado por la Autoridad Portuaria de Valencia.

Volviendo a la acuarela, en primer plano he representado a una “colla” de estibadores esperando la llegada de otro mercante que entra para estibar fruta. Al fondo, la silueta del macizo de Mondúver y su cima.

El buque frutero y de carga general Benicasim fue construido en 1945 por la S.E.C.N. de Sestao, siendo gemelo del Benidorm y el Benicarló. Todos los buques de la Naviera de Exportación Agrícola tenían nombres de topónimos del mediterráneo español empezados por “beni” que en árabe quiere decir “hijo de” o “pueblo de”.

Mas información sobre los buques de la Naviera de Exportación Agrícola.