De repente, un barco en el papel.

thumbnail_20190509_164807

Esta mañana estuve probando un nuevo set de lápices de la firma inglesa Derwent y la verdad es que me ha sorprendido gratamente el comportamiento de éstos sobre el papel. Desde mi opinión personal, me gusta mucho como se mezclan los diferentes grados y se pueden obtener unos difuminados muy logrados y evocadores. También me gusta como se comporta la madera al sacar punta.

La historia de esta marca de lápices está ligada directamente al hallazgo en el Siglo XVI de las primeras minas de grafito en el valle de Borrowdale, en el condado de Cumberland. Más concretamente en  el corazón del Parque Nacional Lake District. La firma Derwent tiene su cuartel general en la localidad de Workington muy cerca de allí y a orillas del mar de Irlanda. Además tiene un curioso “museo del lápiz” en la localidad de Keswick en el que se puede conocer la fascinante historia de su fabricación artesanal, o los curiosos lápices de la Segunda Guerra Mundial, con los que el ejército británico ocultaba mensajes secretos o pequeños mapas en las partes huecas de su núcleo.

Una historia interesante.